Sin título (obra sobre papel)

El placer emotivo y visual de lo decorativo junto al placer cognitivo de la línea y el color hace que mi trabajo se mueva tambaleante en torno al dibujo y en relación con la pintura

(…“los dibujístas puros son unos naturalistas dotados de un sentido excelente; pero dibujan con la razón, mientras que los coloristas, los grandes coloristas, dibujan por temperamento, casi sin darse cuenta…” – Baudelaire.)

Trabajo directamente sobre la actitud, sobre el modo de hacer como una apuesta de sinceridad con las acciones. Con ello no busco más que dar más énfasis al “cómo” por encima del “qué” hasta intentar reducirme a mi propio lenguaje

( “…quedan dos opciones para el artista en torno a la práctica pictórica: “seguir pintando como si no hubiera ocurrido nada, o reconstruir desde cero el acto y el lenguaje de pintar, cimentando a través de su propio proceso una vivencia que ya no puede ser ni inocente, ni ajena a su historia, ni alejada de los retos que impone el marco perceptivo” – Jürgen Partenheimer).

Las series no tienen título, partiendo de la forma a la idea (y no al contrario). Siempre con origen en imágenes reales e influencias de diversa naturaleza lo que queda es “la manera de ser” ante esos referentes buscando, en lo que podríamos denominar un “acto de narcisismo”, un reflejo sobre el papel

(”…hago flora, fauna y retrato” … “todo el proceso de crear consiste en encontrar algo que sea mío, que pueda reconocer de inmediato…” – Gary Hume.)

El proceso creativo, convertido en obra, admite la posibilidad de ser reconquistado desde el inicio. La desnudez del papel impone la mesura en las acciones y añade transparencia a dicho proceso, y así, el hecho de interpretar lo que se tiene delante invita a la deconstrucción o a la reconstrucción (según se mire), en definitiva, a una lectura “genética” de lo representado

(“…El producto del artista es una imagen porque alguien lo entiende como una imagen…” – Michael Craig-Martin).

(“…Todo arte verdadero aborda algo que es elocuente, pero que no acabamos de entender” … “Sospecho que escribir sobre arte es un acto de vanidad que conduce a frases como las de más arriba. Cuando las palabras se aplican a las artes visuales, tanto unas como otras pierden precisión. Punto muerto.” – John Berger.)

Manuel García Cruz